El año que cambió todo

El pasado 14 de marzo se cumplió un año desde que se decretará el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria provocada por la propagación del virus COVID-19.

El mundo se paraba, pero no del todo. Los servicios esenciales deberían seguir trabajando para garantizar las condiciones de vida óptimas para todos. En Paso Honroso supimos que nuestro papel era ese, garantizar el suministro de gasolina en nuestras estaciones de servicio y la distribución de gasóleo en los hogares y empresas que lo necesitaron.

Fueron semanas complicadas para todos, llenas de incertidumbre y de dudas. Pero gracias a la responsabilidad y profesionalidad de nuestros trabajadores pudimos cumplir con nuestra labor. Fue raro atender en nuestras estaciones de servicio con mascarilla o visitar hogares en el que todas sus personas estaban confinadas. Pero lo hicimos, contando siempre, con la comprensión y paciencia de nuestros clientes

Ha pasado un año y seguimos metidos en una crisis que estamos seguro de que pronto terminará. No sabemos aún las consecuencias que quedarán pero sí que nuestro país y nuestra sociedad volverán a estar a la altura.

¿Carburante normal o premium?

Una de las dudas más recurrentes de nuestros clientes es que tipo de gasoil es mejor para su vehículo, diésel normal y el diésel premium y su diferencia de precio.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que ambos tipos de gasoil cumplen con los estándares de calidad establecidos y con la normativa que determina el nivel mínimo de cetano que deben contener. El cetano es el parámetro relacionado con la autoinflamación del gasóleo, y este es igual o superior al mínimo que establece la norma  EN590 que dice que debe ser de 51.

El índice o nivel de cetano está relacionado con el tiempo que transcurre entre la inyección del combustible y el inicio de su combustión. Una ignición rápida seguida de un quemado total y uniforme del carburante hace posible obtener una combustión de calidad. A mayor nivel de cetano, menor es el retraso de la ignición y mejor es la calidad de la combustión.

Un vehículo alimentado por diésel premium tendrá un nivel de cetano más alto, una mejor combustión, menos vibraciones, menos emisiones de gases, un consumo menor y un mayor rendimiento del motor. En cambio, un vehículo de diésel normal, con menos cetano, sufre más cuando arranca en frío, haciendo que se reduzca la vida útil del motor.

Por otro lado, el diésel premium  incorpora distintos aditivos con propiedades anticorrosión que limpian el motor, previenen la humedad e incrementan la durabilidad de los componentes del sistema de propulsión. Aunque estas ventajas son sólo visibles a los largo de la vida del automóvil.

Con diésel normal el arranque en frío es peor al tener un mayor nivel de viscosidad. Además genera más residuos por su menor porcentaje de cetano, su elevado nivel de azufre y su 7% de biodiésel.

Pero el diesel normal también tiene ventajas. Por ejemplo su nivel de viscosidad es muy bueno para lubricar las distintas piezas del motor lo que puede evitar averías costosas, sobre todo en el caso de los coches con mayor edad y con bombas de inyección que no tienen el sistema common-rail.

Para elegir entre uno u otro tipo de combustible te recomendamos que tengas en cuenta factores como tu presupuesto para combustible, la antigüedad de tu vehículo y sus necesidades, si es prioritario para ti mantener el motor en las mejores condiciones, y por último, si vas a apreciar el aumento de rendimiento que ofrece el diésel premium respecto al normal.

El gas natural ya es una realidad como carburante alternativo para vehículos

La aparición de vehículos que se mueven con gas natural comprimido (GNC) han provocado la llegada de las denominadas «gasineras» para su repostaje

La necesidad de reducir la contaminación y de mejorar la calidad del aire hacen que la movilidad sostenible sea cada vez más importante. En ese contexto surgen los vehículos que se mueven con carburantes alternativos más ecológicos, como el gas natural. La red de estaciones de servicio para el repostaje de gas natural comprimido (GNC), se llaman popularmente “gasineras”.

Aunque estamos más habituados a verle en nuestras casas para hacer funcionar nuestra calefacción o cocina, el gas natural es un buen combustible para vehículos, sobre todo pesados además de ser menos contaminante y más barato que el gasoil o la gasolina. 

Es por eso que cada vez más estaciones de servicio incorporan surtidores de gas natural donde los vehículos repostan en dos modalidades, gas comprimido para pequeños vehículos y licuado para pesados. También son cada vez más los modelos de coches adaptados al gas natural comprimido en el mercado y los conductores que eligen estos vehículos.

En Paso Honroso hemos apostado por esta energía alternativa para tu vehículo. Por eso ponemos a disposición de nuestros clientes de una gasinera en la estación de servicio de Mercaleón.